Contactanos

935432257

Timón,6

Castelldefels - Barcelona

¿Ha acabado el coronavirus con el mercado de los pisos turísticos?

Por en Noticias inmobiliarias con 0 Comments

Coronavirus y pisos turísticos no es un buena asociación. La pandemia ha arrasado con este mercado en España. En este sentido, la Federación Española de Asociaciones de Viviendas de Apartamentos Turísticos (Fevitur) ha alertado de que el sector acumula una caída de los ingresos de más de 500 millones de euros desde la declaración del Estado de alarma. De igual modo, desde esta organización prevén que el impacto por el parón de la actividad alcance los 2.900 millones de euros a finales de año.

pisos turísticos coronavirus

Por su parte, Juan José Aguilera, director de Relaciones Institucionales del COAPI de Barcelona, explica que el mercado de los pisos turísticos tocó techo antes de ser regulado y reconoce que, en la actualidad, esta actividad “es nula”, dado su alto nivel de dependencia de la movilidad externa, “tanto de turistas, como de estudiantes o empresarios que vienen de fuera”. ¿Se trata de una situación coyuntural o el coronavirus acabará con el reciente pero fructuoso mercado de los pisos turísticos?

Los pisos turísticos enseguida se constituyeron como un mercado maduro y muy extendido por toda España. La regulación estaba normalizando la actividad, pero este patrón la está enfriando

Hasta la llegada del coronavirus, los pisos turísticos en España constituían un mercado maduro. De hecho, Aguilera sostiene que esta actividad se encontraba en proceso de regulación y ordenamiento, dada “la mala praxis” que se había extendido entre tales alojamientos, ya que en los últimos ejercicios “habían proliferado una serie de inmuebles dedicados a esta actividad que operaban de forma irregular”. “Antes del coronavirus este modelo había alcanzado su máximo nivel de expansión, pues casi se había desbordado de tanto éxito”, agrega.

Esta opinión es compartida por David Caraballo, director comercial de Alquiler Seguro, quien avanza que la regularización y los costes que conlleva el mantenimiento de estos inmuebles habían enfriado este mercado. Al respecto, este experto asegura que, para mejorar la rentabilidad de un arrendamiento de media o larga estancia, los pisos turísticos “tenían que estar más de la mitad del mes alquilados”, pero asumiendo una serie de gastos añadidos, como luz, gas, wifi y servicio de limpieza, “que no se producen en otras modalidades de arrendamiento”.

Según este experto, la suma de estos factores fue motivando, los meses previos a la declaración del estado de alarma, “que los propietarios de pisos turísticos echaran cuentas” y optasen cada vez en mayor medida por otras modalidades de arrendamiento. “Dado que tampoco podían acceder a deducciones y pagaban impuestos muy altos, el balance de resultados de los pisos turísticos salía muy perjudicado, a no ser que se tratase de ubicaciones prime con altos índices de ocupación”, recalca.

Ha tenido lugar cierto trasvase de oferta de pisos turísticos a otros mercados, sobre todo, al de alquiler residencial de media y larga estancia y al de la venta. El movimiento va de la periferia al centro

La expansión y duración de la pandemia del coronavirus ha motivado una parálisis en el mercado de los pisos turísticos, que se ha materializado, en opinión de varios expertos, en el trasvase de parte de la oferta dedicada a esta actividad a otras modalidades de arrendamiento más convencionales, como el alquiler de larga y media estancia. En este sentido, desde Alquiler Seguro confirman que desde la declaración del Estado de alarma están sumando a su cartera pisos “de propietarios a los que les están anulando reservas vistas a tres meses”.

Con respecto al perfil del afectado, desde esta compañía aseguran que esta situación está pasando factura más a los que tiene varias propiedades, “aquellas personas que cuentan con diez o más pisos de alquiler turísticos gestionados por empresas”. También afirman que el vuelco hacia la oferta residencial se está notando “de fuera hacia dentro, es decir, de la periferia al centro de las grandes ciudades” y en localizaciones con una fuerte presencia de turistas, como es el caso de Canarias.

Las empresas dedicadas al coliving también están notando el interés de los propietarios de pisos turísticos por sumarse a su modelo de negocio. En el caso de Inèdit, que opera en Barcelona, el perfil de cliente que ahora les está llegando es sobre todo patrimonialista “y afectado por la incertidumbre y la falta de movilidad que ha generado la pandemia”. Quien habla es Laia Comas, CEO de la compañía, para la que este comportamiento responde a la seguridad que el coliving aporta a los arrendadores en tiempos de crisis, sobre todo en términos económicos. “Nosotros somos flexibles, tenemos clientes que vienen por un tiempo, pero de manera estable y con un proyecto concreto. Esto nos ha producido 0% de impagos y ahora se valora mucho entre los arrendadores”, subraya.

Los pisos turísticos no van a desaparecer. Se producirá un reajuste de precios para ganar competitividad en 2020, y en 2021 volverán a ser una alternativa de alojamiento a los hoteles

De cara al futuro, los expertos del sector rechazan que el mercado de los pisos turísticos vaya a desaparecer. Por el contrario, argumentan que este negocio recuperará parte del terreno ganado y se readaptará a la nueva situación. Así lo defiende Montse Moreno, vicepresidenta de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI), quien adelanta que “va a haber un parón importante de la actividad este verano, ya que la gente reservará casas completas, en el campo o en la playa”. “Este trimestre y el siguiente el mercado de los pisos turísticos sufrirá, pero de cara a 2021 va a cohabitar con la oferta hotelera”, aclara.

Para ello, Moreno reconoce que los pisos turísticos deberán ganar en competitividad, y que esta estrategia supondrá un coste adicional para estos alojamientos. Así, desde AEPSI calculan que los márgenes de beneficios de los alojamientos turísticos que permanezcan en el mercado una vez que la pandemia se supere bajarán. También creen que a partir de 2021 se producirá un aumento de precios para recuperar las pérdidas que tendrán lugar este año.

El coronavirus impulsará la implementación de nuevas medidas de seguridad en los pisos turísticos. Los clientes exigirán que todo haya sido desinfectado y que se procure la máxima higiene

Desde COAPI Barcelona también se muestran convencidos de que esta actividad se recuperará, “puesto que muchos clientes han elegido formas alternativas de viajar para el futuro que no son ni el hotel ni el apartamento”. No obstante, declaran que el reinicio de la actividad obligará a estos establecimientos a incorporar medidas de carácter higiénico de las que hasta ahora carecían. “A partir de ahora el consumidor será exigente a la hora de exigir las cosas precintadas, de un solo uso, evitando en la medida de lo posible lo que pueda conllevar riesgo sanitario”, expone Aguilera.

La mayor exigencia con la que se controlará a los pisos turísticos también es percibida por Moreno. En concreto, esta experta señala que los propietarios de estos inmuebles deberán “asegurar en cada pernoctación que el apartamento ha sido desinfectado”. Para ello, cree que las empresas sacarán “algún tipo de certificado” con el que se pueda demostrar esta condición.

La entrada ¿Ha acabado el coronavirus con el mercado de los pisos turísticos? se publicó primero en pisos Al día – pisos.com.

Welcome

Install
×