Contactanos

660407943

Timón,6

Castelldefels - Barcelona

Pasos para la rehabilitación energética de edificios

Por en Noticias inmobiliarias con 0 Comments

El parque de edificios español está necesitado de una actuación “coordinada y urgente” que promueva la rehabilitación energética de edificios. Así lo expone el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE), organismo que indica que en nuestro país sería necesario actuar sobre tres millones de viviendas “en los próximos años”, lo que supone el 12% del total del parque edificado.

rehabilitación energética de edificios

A pesar de ello, existen una serie de inconvenientes con los que los propietarios se encuentran a la hora de realizar estos cambios. Los más importantes son la falta de conocimiento en torno a este proceso y la dificultad de acceso a ayudas públicas, que facilitan su financiación. A continuación analizamos cuáles son los pasos que los interesados han de dar para llevar a cabo para rehabilitar energéticamente su edificio.

El primer paso para la rehabilitación energética de edificios es analizar el estado general del inmueble y evaluar de su nivel de eficiencia energética para decidir qué actuaciones llevar a cabo

El primer paso para rehabilitar un edificio consiste en solicitar la certificación energética del mismo. Este documento, explica Mercedes Blanco, CEO de Vecinos Felices, “permite saber no solo la calificación que recibe la comunidad de vecinos, sino también aquellos puntos en los que flaquea la edificación y en los que directamente se puede intervenir”.

De igual modo, desde CGATE aconsejan conocer el estado general del edificio. Este incluye, argumenta Alfredo Sanz, presidente de la organización, “su estructura y estado de la envolvente, si existen patologías como grietas y humedades y, sobre todo, si tiene aislamiento o no”. “Se ha de contemplar también la posibilidad de rehabilitar la fachada incluyendo un buen sistema de aislamiento, que aportará ahorro energético y confort a toda la comunidad de propietarios”, agrega este experto.

Hay que fijar el calado de la intervención global en el edificio a través de un proyecto, que deberá elaborar un técnico cualificado. Con este proyecto se pedirá la licencia de obra en el ayuntamiento

La rehabilitación energética de un edificio, según expone Albert Jané, arquitecto y especialista en eficiencia energética de Aquí tu Reforma, requiere de un proyecto elaborado por parte de un técnico, siendo este profesional “el que tramite la licencia de obra con el ayuntamiento”, además de la persona encargada de supervisar la ejecución de los trabajos.

Estos deberán incluir una serie de modificaciones para que se considere que el edificio va a ser rehabilitado energéticamente. Al respecto, desde Habitissmo detallan que ha de tenerse en cuenta la envolvente, siendo necesario rehabilitar tanto la fachada como la cubierta. Dentro de estos espacios, recalcan, “se puede reforzar el aislamiento existente o instalar uno nuevo, además de eliminar los puentes térmicos”. También es necesario renovar las instalaciones de climatización y aire acondicionado “y apostar por la energía renovable”.

Cada tipo de intervención que se quiera acometer en el edificio requerirá de una mayoría favorable de vecinos determinada. Las mayorías necesarias se recogen en la Ley de Propiedad Horizontal

Para que el proyecto de obra salga adelante y la rehabilitación energética del inmueble pueda llevarse a cabo debe ser aprobado por una mayoría favorable determinada de los propietarios del edificio. En esta línea, Sanz hace recalca que, dependiendo del tipo de intervención que se quiera acometer, “se necesitará una mayoría distinta” de vecinos. Así, para las obras de mejora que no tengan carácter obligatorio se requiere el voto favorable de tres quintas partes del total de propietarios.

Por su parte, desde Aquí tu Reforma recuerdan que los proyectos que contengan la instalación de sistemas comunes o privativos de aprovechamiento de energías renovables deben ser acordados “por un tercio de los integrantes de la comunidad, los cuales representen, a su vez, un tercio de las cuotas de participación”. El conjunto de mayorías necesarias para llegar a acuerdos en la comunidad de vecinos está regulado por el artículo 17 de la Ley de Propiedad Horizontal.

La organización de la rehabilitación es fundamental para evitar problemas y molestias. Se debe realizar una selección de la empresa constructora y determinar la logística de las obras

Con el proyecto claro y la mayoría necesaria de los vecinos partidarios del mismo, el siguiente punto que se debe determinar es la selección de la empresa constructora que realice la obra, para lo cual este especialista aconseja “pedir siempre presupuesto a tres o cuatro negocios de estas características, de modo que se pueda contar con un buen comparativo”. A partir de ahí, el siguiente paso sería la firma del contrato, en el que se fijaría el día de inicio y fin de la obra.

En este sentido, Jané subraya que a la comunidad de propietarios le interesa “que la logística de la obra esté bien pensada”, de manera que puedan evitarse futuros problemas y molestias, como el acceso de los operarios, el lugar en el que estos se cambien, dónde podrá guardarse el material que utilicen y cómo se determinarán los suministros de agua y luz.

Hay que recopilar toda la información existente sobre cómo acceder a las ayudas para la rehabilitación de edificios que estén activas, como el Programa de Rehabilitación Energética (PREE)

Para facilitar la financiación de las obras, los expertos recomiendan que las comunidades de propietarios se informen sobre la existencia y vigencia de ayudas para la rehabilitación de edificios. Desde Habittisimo declaran que, desde agosto, están activas las ayudas del Programa de Rehabilitación Energética (PREE), consistentes en 300 millones de euros a distribuir entre las comunidades autónomas, “según el número de viviendas existentes”. Estas ayudas se enmarcan dentro de los 6.820 millones del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno. Los particulares podrán beneficiarse de una deducción en IRPF de entre hasta el 60% del coste de la obras en función del grado de eficiencia alcanzado.

En relación a este apartado, desde CGTA proponen el establecimiento de una “ventanilla única” que ayude a los propietarios a conocer las distintas convocatorias de ayuda, “tanto los planes renove de fachadas y ventanas, como la sustitución de calderas ineficientes”. Por su parte, el IDEA y el Consejo Superior de Arquitectos de España (CSCAE) han puesto en marcha la “Guía práctica para la gestión de ayudas a la rehabilitación energética de edificios”. Este documento tiene por objetivo convertirse en una herramienta de ayuda para facilitar la gestión técnico-administrativa en la gestión de las ayudas PREE, además de proporcionar los conceptos fundamentales necesarios para acometer un proyecto de rehabilitación energética.

La entrada Pasos para la rehabilitación energética de edificios se publicó primero en pisos Al día – pisos.com.